París. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, reconoció que Europa se está recuperando económicamente aunque consideró que los mercados financieros son "quizá demasiado optimistas" sobre una región donde el crecimiento puede verse afectado por la baja inflación.

"La buena noticia es que la economía europea se está recuperando de la crisis. La confianza está mejorando y los mercados financieros son optimistas. Quizá demasiado optimistas", advirtió Lagarde durante un coloquio en París organizado por la Fundación Robert Schuman.

Señaló que "una inflación obstinadamente baja puede perjudicar gravemente al crecimiento" en Europa y subrayó que esa circunstancia puede "hacer más pesada la deuda".

En ese sentido, pidió al Banco Central Europeo (BCE), que preside Mario Draghi, que busque una política monetaria que se acomode a la situación económica que vive la zona euro porque "ha alcanzado su objetivo de estabilidad de precios".

"La política monetaria debe seguir apoyando, hasta que la demanda privada se haya recuperado completamente", añadió.

Además, la máxima responsable del FMI alertó de la posibilidad de que Europa entre en "un círculo vicioso" con alto desempleo duradero y endeudamiento elevado respecto al producto interior bruto (PIB) que pueda comprometer la inversión y el crecimiento futuro.