Washington. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, viajará a Perú y Chile la primera semana de diciembre, informó este jueves el portavoz adjunto del organismo internacional, William Murray.

El 2 y el 3 de diciembre Lagarde estará en Lima, donde tiene previsto reunirse con las autoridades locales, entre ellas el presidente peruano, Ollanta Humala, precisó Murray en una rueda de prensa en Washington.

Además, la directora gerente del Fondo visitará la que será sede de la Asamblea Anual de la institución financiera internacional en octubre de 2015, que tendrá lugar en la capital peruana.

Posteriormente, Lagarde se desplazará a Santiago de Chile.

En la capital chilena, donde estará hasta el 6 de diciembre, participará en la conferencia de alto nivel "Desafíos para asegurar el crecimiento y una prosperidad compartida en América Latina", co-organizada por el FMI y el Gobierno chileno.

En ella, se hará "énfasis en la importancia de la estabilidad macroeconómica y el correcto diseño de los marcos de política económica a fin de crear un ambiente propicio para reducir la desigualdad, en un contexto mundial de volatilidad e incertidumbre", según un comunicado conjunto del Fondo y el Ejecutivo chileno.

El encuentro reunirá entre el 5 y el 6 de diciembre a destacados líderes económicos de la región como los ministros de Finanzas de Perú, Alonso Segura; de Economía de Chile, Luis Felipe Céspede, y el de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas.

Asimismo, estarán presentes los gobernadores de los bancos centrales de Brasil, Alexandre Tombini; México, Agustín Carstens; y Chile, Rodrigo Vegara; el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno; y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

Durante su estancia en Chile, Lagarde sostendrá también un encuentro con la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

La visita de la presidenta del Fondo se produce en un contexto de ralentización económica en Latinoamérica, para la que el organismo prevé un crecimiento de un 1,3% en 2014, en lo que sería la menor tasa de expansión económica registrada en la región desde 2009.