Bruselas. Una desaceleración en las exportaciones de la zona euro, junto a un crecimiento salarial limitado, podría incrementar la posibilidad de que el Banco Central Europeo recorte las tasas de interés este año para tratar de revivir la economía de la región.

Los datos de las exportaciones, publicados el lunes, mostraron que hay mayor riesgo de que la economía de la zona euro caiga en recesión en el tercer trimestre, luego de contraerse un 0,2% a tasa anual en el segundo trimestre.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dijo que el superávit comercial no ajustado en los 17 países que usan el euro fue de 15.600 millones de euros en julio (US$ 20.510 millones), un aumento desde los 2.100 millones de euros el año anterior.

Las exportaciones repuntaron un 11% en términos anuales y las importaciones sólo un 2%.

Sin embargo, al ajustarse por factores estacionales, el superávit comercial fue de sólo 7.900 millones de euros, una cifra inferior a los 9.300 millones de euros en junio, ya que las exportaciones cayeron un 2% mes a mes y las importaciones disminuyeron un 1,2%.

"El fuerte aumento del superávit en bienes comercializados de la zona euro en julio oculta algunos asuntos preocupantes", dijo Howard Archer, economista de IHS Global Insight.

"La caída apreciable en las exportaciones (ajustadas) de la zona euro en julio aumenta la preocupación de que la desaceleración del crecimiento global está reduciendo la demanda extranjera por bienes del bloque", dijo Archer.

"Esto refuerza la creencia de que la zona euro se encamina a una mayor contracción en el tercer trimestre", agregó. "Esperamos que el BCE recorte las tasas de interés al 0,50% en el cuarto trimestre, con una decisión altamente probable en octubre".

La agencia Eurostat difundió el lunes otros datos que mostraron que el total de los costos laborales por hora creció apenas 1,6% a tasa anual en el segundo trimestre.

Economistas dijeron que esto probablemente mantenga contenidas las presiones inflacionarias y sume argumentos para un recorte de las tasas del BCE antes de que finalice el año.

"Aunque la inflación en los precios al consumidor trepó al 2,6% en agosto desde el 2,4% en julio, parecen haber pocas razones por las cuales el BCE no baje las tasas de interés desde el 0,75% al 0,50%", dijo Archer.

Ajustes Competitivos

Los datos detallados de Eurostat para julio aún no estaban disponibles, pero el desglose para el período enero-junio mostró que el crecimiento de las exportaciones se vio impulsado principalmente por las ventas de maquinaria, vehículos y otros bienes manufacturados.

El principal motor de las exportaciones es Alemania, que es responsable de más de la mitad de los envíos de la zona euro. El segundo mayor contribuyente al superávit comercial fue Holanda y el tercero Irlanda.

Buena parte del crecimiento de las exportaciones de esos dos países podría reflejar un incremento de la competitividad, ya que sus costos laborales crecieron apenas una fracción en el aumento general anual de la zona euro.

En Irlanda, los costos laborales crecieron 0,4% a tasa anual y en Holanda aumentaron 0,5%.

En tanto, Grecia y Portugal, que como Irlanda tratan de fortalecer la competitividad, también lograron aumentar sus exportaciones.

En España, donde un cuarto de la fuerza laboral está desempleada, los costos laborales subieron 0,5% en el segundo trimestre, pero las exportaciones sin ajustar se incrementaron sólo un 1% en el primer semestre.