Quito. Los últimos ajustes de las cifras de crecimiento para el 2017, que hizo el Banco Central del Ecuador (BCE) esta misma semana, dan cuenta de que habrá un estancamiento en la economía, opinan varios analistas.

Aunque la meta fue revisada al alza (se cambió de 0,7% a 1,5%), para alcanzar ese crecimiento en los siguientes dos trimestres la economía debe registrar bajísimos y hasta nulos niveles de crecimiento.

En el primero y segundo trimestres del 2017 la economía tuvo un crecimiento del 2,2% y 3,3%, respectivamente, según las cifras del BCE. Para alcanzar un crecimiento del 1,5% al final del año, debería registrar una cifra del 0,1% en el segundo semestre del 2017, opinó ayer Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Económica.

También explicó que estas cifras son inconsistentes, pues también se ha mencionado que las exportaciones crecerían 7,4% , lo que significaría que deberían tener un crecimiento en el segundo semestre del 13%, una cifra “muy optimista”.

Fausto Ortiz, exministro de Economía, comentó que las cifras del Central reflejan justamente que la economía está estancada y, por tanto, el segundo semestre del 2017 irá a la baja para alcanzar la meta.

Consideró que esas previsiones de crecimiento bajo son consistentes con el comportamiento de la inflación. Por lo menos en catorce años no se habían registrado cinco meses con inflación mensual negativa como hasta ahora en el 2017.

Si la inflación de diciembre fuera levemente negativa, la inflación al finalizar 2017 sería -0,4% equivalente a estancamiento. Aseguró que el promedio de los índices de crecimiento del 2015 al 2016 son de 0%.

Aseguró que el crecimiento en los dos trimestres se debe al endeudamiento de $ 6.000 millones, que no es proporcional con un leve crecimiento de $ 2.000 millones (1,5% del PIB).

Cordes comentó que las nuevas proyecciones del 2017 sobre FBKF (Formación Bruta de Capital) indican que este índice se contraerá el 13% frente al 2016. Para llegar a esa caída, en el segundo semestre la inversión se debería desplomar 23% en términos interanuales.