La economía peruana crecería este año un 3,3%, un porcentaje mayor al estimado por el gobierno, porque las anunciadas inversiones para la reconstrucción de zonas afectadas por inundaciones tendrían un impacto más rápido de lo esperado, dijo el miércoles el banco Citibank.

El jefe de estudios económicos de Citibank para la región Andina, Munir Jalil, precisó además que la inflación se desaceleraría a un 2,7% este año, desde el 3,2% del año pasado.

"Veo inversiones muy significativas comenzando desde el segundo semestre del año y no hasta el 2018 como se había estimado", dijo Jalil en conferencia de prensa.

El gobierno recortó su estimación del crecimiento económico a un 3% desde el 3,8% previo, afectada por la paralización de obras vinculadas a empresas brasileñas envueltas en corrupción y el impacto de graves inundaciones debido a intensas lluvias.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, estimó que la reconstrucción de zonas destruidas costaría hasta US$3.000 millones en el corto plazo, llegando hasta los US$9.000 millones en cinco años.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, estimó que la reconstrucción de zonas destruidas costaría hasta US$3.000 millones en el corto plazo, llegando hasta los US$9.000 millones en cinco años.

"El sector que compensaría estos factores transitorios es la construcción, que va a recuperarse en la segunda mitad del año", afirmó Jalil.

Aunque el Gobierno ha estimado que el mayor impulso fiscal elevaría la inversión pública en un 15% este año, Jalil calculó una expansión de 4,5%, mientras que para la inversión privada estimó un alza del 3%.

Respecto a la inflación, el economista proyectó que se desaceleraría este año por una mayor estabilidad cambiaria. "Este año el tipo de cambio no se ha sufrido tanta volatilidad como la que esperábamos" frente a las tensiones internacionales y los ajustes de la política monetaria en Estados Unidos.