Londres. El cobre repuntaba el jueves ya que los inversionistas tomaban nota de una mejora en las señales de la demanda de Japón, aunque seguían preocupados por los indicios de una recuperación económica lenta en Estados Unidos.

El cobre referencial para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) se negociaba a US$6.580 la tonelada a las 0908 GMT desde un cierre de US$6.520 el miércoles. Más temprano, el metal llegó a subir algo más de 2%.

Cifras preliminares del jueves mostraron que la producción japonesa de bienes de cobre laminado creció 50,4% en mayo respecto del mismo período del 2009, a 72.627 toneladas.

Sin embargo, "el comunicado de la Reserva Federal (de Estados Unidos) fue un poco negativo. La recuperación económica de Estados Unidos se desacelera, las ventas de casas nuevas no fueron nada buenas. Pero no creo que los metales básicos bajen mucho más", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB Capital.

"Tuvimos una corrección significativa en mayo, la demanda al contado de metales físicos no es mala, tenemos reducciones significativas en los inventarios. China regresará en el segundo semestre (...) creo que los metales han tocado fondo", agregó.

Datos del miércoles mostraron que las ventas de nuevas viviendas unifamiliares de Estados Unidos descendieron al menor nivel en cuatro décadas en mayo, al tiempo que la Fed reconoció una recuperación económica con altibajos y prometió mantener las tasas de interés excepcionalmente bajas.

Pero "la fortaleza de la producción japonesa de cobre es favorable (para los precios del metal) después del golpe bajo que recibió la percepción financiera tras los datos de ventas de casas de Estados Unidos", dijo Mark Pervan, analista de materias primas de Australia and New Zealand Bank.

Entre otros metales industriales, el aluminio estaba a US$1.948 la tonelada desde 1.942, el zinc a 1.843 contra 1.830, el plomo a 1.814 desde 1.815, el estaño a 18.000 la tonelada desde 17.850 dólares y el níquel a 19.415 desde 19.275.