Londres. El cobre bajaba el lunes dado que se disipaba la euforia inicial que generó el acuerdo de la cumbre de la Unión Europea de la semana pasada para resolver la crisis de deuda.

Aparte, unos datos mostraron que en junio se profundizó un declive fabril en China, Japón y la zona euro.

Unos sondeos de negocios del lunes reflejaron que la actividad manufacturera en la zona euro se mantuvo en su menor nivel desde junio del 2009. Las fábricas se estaban preparando para un empeoramiento, con recortes de empleos al ritmo más veloz en dos años y medio.

Mientras, en Asia, un declive fabril en China y Japón se agudizó en junio pues un desplome de los pedidos del exterior arrastró a la actividad al mínimo en siete meses, subrayando las preocupaciones de que la salud de la economía global se esté deteriorando.

Los datos restaron brillo al avance que había logrado la zona euro la semana pasada, cuando los líderes acordaron permitir que su nuevo fondo de rescate inyecte dinero directamente en los bancos a partir del próximo año e intervenga en los mercados de bonos.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) perdía el 0,45% a US$ 7.655,25 por tonelada a las 0924 GMT, tras elevarse 4,1% el pasado viernes, el mayor incremento diario desde el 30 de noviembre de 2012.

En tanto, los precios de los metales básicos se mantienen:

ALUMINIO 1.910,75 1.911

ZINC 1.877,50 1.880

PLOMO 1.876 1.861

ESTAÑO 18.900 18.775

NÍQUEL 16.742 16.730