NUEVA YORK. El tono más sólido de los datos económicos se sumó a los avances de los futuros del cobre este jueves, luego que la caída del dólar también ayudara a impulsar el metal a nuevos máximos de cuatro meses por sobre los US$3,50 la libra.

El contrato más activo del cobre para entrega en diciembre subió US$1,8 centavos, o un 0,5%, para cerrar en US$3,4955 la libra, en la división Comex de la New York Mercantile Exchange, (NYMEX).

El contrato alcanzó un máximo de US$3,5045 durante la sesión de piso."Está todo relacionado con la economía", dijo Craig Ross, vicepresidente de la corredora ApexFutures.com de Chicago.

El cobre es especialmente sensible a noticias económicas, debido a su amplio uso en la construcción, electrodomésticos, electrónica y automóviles. De manera que el metal se vio impulsado por datos del gobierno, que mostraron que el número de trabajadores en Estados Unidos que solicitaron beneficios por seguro de desempleo disminuyó más de los esperado, que las ventas minoristas de agosto superaron las expectativas y que las ventas pendientes de viviendas registraron un inesperado vuelco tras caer durante dos meses consecutivos.

El metal también se benefició del alza del euro frente al dólar tras una exitosa subasta de deuda del gobierno español.

Los inventarios de cobre almacenados en bodegas de la Bolsa de Metales de Londres aumentaron el jueves en 700 toneladas métricas a 399.475.

Los datos más recientes de existencias de la Comex, publicados este miércoles por la tarde, no mostraron variación en 95.346 toneladas cortas.