Londres. El cobre repuntaba el lunes favorecido por la debilidad del dólar, la mejora de las acciones y las compras de arbitraje en Shanghai, además de la opinión de que la baja de la semana pasada habría tocado fondo.

La jornada de negocios era tranquila debido a que no se espera actividad en Estados Unidos por un feriado el lunes en ese país.

El cobre referencial para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (BML) se negociaba a US$6.490 la tonelada a las 0942 GMT desde un cierre de US$6.410 el viernes, después de ganar más de 2% más temprano a US$ 6.568, récord desde fin de junio.

"Hubo compras de arbitraje desde China por la noche (en la sesión de Asia). Aparte, la moneda de EE.UU. está más débil y las acciones suben, por lo que los metales siguen a esos dos factores", dijo Robin Bhar, analista de Credit Agricole.

"La semana pasada veíamos otra vez el fin del mundo pero no se llegó a eso. No puedo ver mucho potencial a la baja desde aquí. Si el mercado se da cuenta de que la economía de EE.UU. se modera, eso pone presión sobre el dólar, lo que sería positivo para los metales", añadió.

El mercado de acciones, visto como un indicador adelantado del crecimiento de la economía real, avanzó ligeramente en Asia, con los inversores tomando ganancias en jugadas defensivas. En Europa, los mercados mostraban descensos leves.

El dólar operaba estable en una jornada quieta después de ver el mínimo en casi dos meses contra una canasta de monedas por los datos débiles del empleo de EE.UU. que se conocieron la semana pasada. La caída del dólar abarata los metales para los inversores europeos.

El reporte del empleo de EE.UU. divulgado el viernes reforzó la percepción negativa de unos sondeos manufactureros de Estados Unidos y China que resultaron inferiores a lo previsto.

El zinc se negociaba a US$1.816 la tonelada desde US$1.775, el níquel a US$18.930 contra US$18.800, el aluminio estaba plano a US$1.942, el plomo a US$1.764 frente a US$1.753 y el estaño a US$17.150 contra US$17.240