Bogotá. La economía de Colombia crecería por debajo del 3% este año, pero actualmente no hay espacio para ejercer una política monetaria contracíclica debido al elevado déficit en cuenta corriente del país, consideró el jueves la codirectora del Banco Central Ana Fernanda Maiguashca.

La estimación de la funcionaria, una de los siete miembros del directorio del banco emisor, se encuentra por debajo del pronóstico central del organismo, que proyecta una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 3,2%, así como de la meta del Gobierno, de 3,6%.

"El equipo técnico del banco estima que vamos a crecer un 3,2% este año, yo creo que vamos a crecer menos, un poco por debajo del 3%", dijo Maiguashca en un foro económico en Bogotá, en el que reiteró el impacto negativo de la caída de los ingresos petroleros.

Los cálculos de Maiguashca se alinearon a los del codirector Carlos Gustavo Cano, así como de algunos analistas que incluso proyectan un crecimiento cercano al 2,5%.

La cuarta economía de América Latina se expandió un 4,6% durante el 2014.

El Banco Central ha mantenido durante los últimos 10 meses estable su tasa de interés de referencia en un 4,5 por ciento, un nivel superior al de México, Chile y Perú, pero muy inferior al de Brasil.

Maiguashca también estimó que el crecimiento potencial de la economía de este año estaría entre un 4% y un 4,3%, inferior al 4,8% que la autoridad monetaria calculaba para el año anterior.

Ajuste ordenado. Además, explicó que la principal limitación para disminuir tasas de interés para promover un mejor desempeño de la actividad económica es el abultado déficit de la cuenta corriente del país, que se disparó a un 7% del PIB en el primer trimestre, equivalente a US$5.136 millones, frente a uno de 4,6% en el mismo periodo del 2014.

"El banco podría sin esto en la mesa, bajar su tasa de interés para hacer un tránsito suave hacia las nuevas condiciones", dijo.

Pero "este año no lo puedo hacer, no puedo planear nada, porque si yo hiciera un poco de política contracíclica para que crezcamos más, esto va del todo en contra de este balance, es por eso que no hay un espacio en este instante para hacer política monetaria contracíclica", enfatizó.

El Banco Central ha mantenido durante los últimos 10 meses estable su tasa de interés de referencia en un 4,5 por ciento, un nivel superior al de México, Chile y Perú, pero muy inferior al de Brasil.

No obstante, Maiguashca calificó como adecuada la desaceleración de la economía para evitar un mayor choque, especialmente por las cuentas externas.

"Tenemos que desacelerarnos, que cambiar la composición del crecimiento, reducir en consecuencia ese déficit en cuenta corriente que en términos porcentuales va a tardar un tiempo por efecto del tipo de cambio", señaló.

"Esas perspectivas negativas, aunque suene contradictorio son precisamente perspectivas positivas, esa es la forma que queremos que se haga un ajuste ordenado y es el camino hacia el que estamos todos avanzando", concluyó.