De acuerdo con informe del grupo francés de seguros de crédito y servicios financieros Coface, los países emergentes crecerán 6,1% en 2011, con una "progresiva independencia respecto de los industrializados".

El informe, muestra además que la compañía revisó además al alza, la calificación de riesgo país de Turquía, Brasil y Rusia.

El país sudamericano obtuvo una calificación A3, su mejor nivel desde que se crearon las calificaciones de riesgo país; Turquía fue elevada a A4; y Rusica recuperó su nivel B, luego de la recesión que atravesó en 2009, informa Clarín.

Coface indicó además que las nacionaes emergentes "han sido capaces de reaccionar" ante la crisis y "desde principios de 2009, han llevado a cabo políticas monetarias y presupuestarias contracíclicas a gran escala".

En la nación gobernada por Inacio "Lula" da Silvan "el shock ha sido muy limitado debido al alto nivel de diversificación de su economía" y según los análisis de Coface, el país debería alcanzar una tasa de crecimiento de 7,3% en 2010, y 4,5% en 2011.

En Turquía en tanto, se espera un crecimiento de 7% y se destaca que "el país ha mostrado una recuperación sostenible impulsada por el dinamismo del consumo doméstico y la inversión", indica el mismo medio.

"La crisis ha provocado una reorganización de los países emergentes", explicó el economista jefe del Coface, Yves Zlotowski.