Lima. Al 30 de noviembre del 2017, el saldo de los créditos concedidos por las empresas bancarias aceleró su ritmo de expansión por quinto mes consecutivo, registrando la tasa de crecimiento más alta de los últimos quince meses, informó la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc).

Así, al término de noviembre del 2017, los préstamos totales alcanzaron 243.420 millones de soles (US$75.515 millones), monto superior en 5.28% en relación al similar mes del año pasado, considerando un tipo de cambio constante para dicho cálculo.

Este comportamiento mostrado por los créditos se da en un escenario de recuperación de la economía, sobre todo de sectores ligados a la demanda interna como construcción y comercio.

Sin embargo, este escenario podría cambiar en caso de que recrudezca la incertidumbre política en el país.

Por moneda. Al desagregar el análisis por tipo de moneda, los créditos en soles registraron 163.620 millones (US$50.759 millones) al finalizar noviembre del 2017, cifra mayor en 1.654 millones -US$513 millones- (1.02%) a la observada en octubre del 2017 y en 3.231 millones -US$1.002 millones- (2.01%) con relación a noviembre del 2016.

El índice de morosidad de los créditos concedidos por las entidades bancarias privadas se ubicó en noviembre último en 3.12%.

De otro lado, los créditos en dólares sumaron US$24.683 millones en el mes de análisis, monto superior en 593 millones (2.46%) respecto a octubre del 2017 y en 2.777 millones (12.68%) en comparación con noviembre del año anterior.

“El mayor incremento de los préstamos en dólares se da fundamentalmente en empresas corporativas y grandes, las cuales aprovechan la coyuntura de disminución del tipo de cambio y bajas tasas de interés en dicha moneda para tomar financiamiento de corto plazo en dólares”, indicó.

Solarización. En línea con lo anterior, el ratio de solarización de los créditos se ubicó en 67.22% al finalizar el penúltimo mes del año, porcentaje menor en 0.21 puntos porcentuales de lo reportado el mes anterior y en 1 punto porcentual al compararlo con noviembre del año pasado.

Morosidad. El índice de morosidad de los créditos concedidos por las entidades bancarias privadas se ubicó en noviembre último en 3.12%.

De esta forma, se evidencia un ligero descenso de 0.02 puntos porcentuales frente a octubre de este año, pero un avance de 0.16 puntos porcentuales en los últimos doce meses.

Se observa que la mora bancaria se sigue situando por debajo del pico de 3.15% anotado en mayo de 2017, mostrando cierta estabilidad en los últimos seis meses.

La caída de la morosidad en noviembre frente al resultado de octubre responde una baja en el índice de incumplimiento en el pago de los créditos a las medianas, pequeñas y microempresas, todas en 0.12 puntos porcentuales.

Aunque este comportamiento fue parcialmente compensado por un aumento de la morosidad en el financiamiento a las grandes empresas (0.09 p.p.), corporativos (0.002 p.p.), hipotecarios y consumo ambos con 0.03 p.p.

“En la medida en que la economía continúe dinamizándose, de la mano de una progresiva recuperación de la demanda interna, la morosidad empezaría a mostrar una tendencia a la baja”, aseveró.

“Ello, ante un fortalecimiento del empleo y de los salarios que se traducirán en una mejora en la capacidad de pago de las obligaciones asumidas”, finalizó.