Bogotá. La actividad industrial se mantiene frenada al comienzo de este año según los resultados de la encuesta de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) donde se destaca que el principal osbtáculo que enfrentan los empresarios tiene que ver con la falta de demanda.

Las expectativas por el resultado del proceso electoral que escogerá el próximo inquilino de la Casa de Nariño mantiene a los industriales indecisos sobre las nuevas decisiones empresariales.

A la falta de demana, como obstáculo para crecer la indusria, le siguen aspectos como costo y suministro de materias primas, estrategias agresivas de precios y comercialización, volatilidad de la tasa de cambio, contrabando, incertidumbre tributaria, infraestructura inadecuada y altos costos logísticos y falta de capital de trabajo.

Precisa el estudio que a baja demanda continúa siendo la principal preocupación para cerca del 30% de los encuestados, seguido de  la alta competencia y estrategia agresiva de precios 19,9%, la incertidumbre  económica y política 13,7% y la desaceleración en el sector 8,2%.

El muestreo empresarial de la ANDI resalta que la percepción de los empresarios sobre el clima de negocios no despega. Explica el informe que en enero de 2018 el 56,9% de los encuestados consideró la situación actual de su empresa como buena, mienras que en el mismo mes de un año atrás ese porcentaje era del 64,9%.

Explica la ANDI que al profundizar sobre el clima de los negocios, se evidenció que el 13,6% de los empresarios considera que hasta el momento no se percibe ningún factor positivo, otro 13,6% ve un mejor desempeño de la economía, el 12,9% afirma que encuentra oportunidad de entrar en nuevos mercados, negocios y clientes y el 12,1% prevé una recuperación de la demanda.

El porcentaje de empresas que prevé una mejor situación en el inmediato futuro fue calificado en enero de 2018 por el 39,9% de los encuestados, muy similar al registrado en  enero de 2017.