A estas hora, el Ministerio de Trabajo y algunos representantes de los trabajadores estatales se encuentran reunidos para definir el reajuste salarial de este año, en caso de no llegar a un acuerdo, el Ejecutivo expedirá por decreto el reajuste salarial, que sería de 6,5%, pese a que los trabajadores han pedido que sea del 8,7%.

La idea es no llegar a decretar el reajuste, sino que la diferencia sea resuelta este lunes en los diálogos, pues ya se cumple el plazo máximo (seis meses) para haber llegado a un acuerdo sobre el salario de estos trabajadores.

De acuerdo con La Fm, la primera propuesta de los trabajadores  había sido de 10,75% de incremento, lo que le habría costado al Estado $25 billones, es decir cerca de cuarto reformas tributarias. 

Por su parte, los colaboradores han anunciado su apoyo a la toma de Bogotá, que se llevará a cabo este martes por parte de otras agremiaciones, como las de maestros y arroceros.