Bogotá. Ante el posible fracaso en la venta de empresas eléctricas, el gobierno colombiano anunció la contratación de deuda interna y externa para tapar un agujero fiscal de $4 billones (unos US$2.000 millones)

La decisión de no vender Isagen y un posible fracaso en la venta de cinco electrificadoras: Caquetá, Huila, Boyacá, Meta y Nariño, el Gobierno decidió contratar deuda externa por US$1.000 millones y de 2 billones de pesos en el mercado interno.

El ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, hizo el anuncio al explicar las modificaciones del Plan Financiero para 2010, tras concordarlo con su sucesor, Juan Carlos Echeverry.

El funcionario aclaró que el proceso de venta de las cinco electrificadoras regionales continúa en marcha de acuerdo a lo previsto, pero advirtió que se pueden presentar problemas con el cronograma establecido.

Zuluaga además explicó que en el plan anterior se tenía previsto un financiamiento de $25,5 billones, y con la nueva revisión ascenderá a 27,5 billones de pesos y el incremento de 2 billones de pesos se conseguirá en el mercado interno con la colocación de TES (papeles oficiales) por el mecanismo de subasta.

“Teniendo en cuenta los anuncios de la no venta de Isagen por parte del nuevo gobierno y la eventualidad de que los recursos provenientes de la venta de las electrificadoras regionales no ingresen en el segundo semestre del año en curso, ha decidido revisar el Plan Financiero para la vigencia de 2010”, detalló Hacienda.  

El titular de la cartera de Hacienda explicó que el Marco Fiscal de Mediano Plazo incluía la consecución de $4 billones producto de la venta de Isagen y el paquete de las cinco electrificadoras.

Reajustes. Ante la decisión del nuevo gobierno del presidente electo Juan Manuel Santos de no vender Isagen, y considerando eventuales problemas con la privatización de las electrificadoras, el ministerio de Hacienda anunció la sustitución de esos recursos con la contratación de deuda interna y externa.

Zuluaga indicó que los US$1.000 millones se obtendrán a través del incremento de US$500 millones en bonos externos y de US$500 millones en bonos multilaterales

En tanto, la operación de los 2 billones de pesos previstos para ser contratados en el mercado local "se ajustará en la colocación por el mecanismo de subasta", dice el informe de prensa.

El anuncio del gobierno de reacomodar el Plan Financiero de 2010 no cayó bien entre los operadores de mercado, pues indicaron que esta decisión afectará el valor de los TES (papeles oficiales) y el comportamiento de la tasa de cambio (dólar).