El anuncio fue hecho por el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, al explicar que los precios de los alimentos están presionando la inflación en este primer semestre del año.

El comunicado de la Junta del Banco de la República explicando la decisión dice:

"En mayo la inflación anual aumentó levemente y se situó en 3,02%. Este comportamiento se explicó principalmente por el aumento en los precios de los alimentos, el cual había presentado un descenso mayor al esperado en abril. El promedio de los indicadores de inflación básica permaneció estable y las proyecciones de inflación al finalizar este año y el siguiente continúan alrededor del punto medio del rango meta (3% +/- 1 punto porcentual).

• Los indicadores de actividad económica de un buen número de economías desarrolladas, al igual que la crisis de deuda pública en algunos países de Europa, sugieren que la recuperación en esos países podría ser más lenta que la estimada antes. En contraste, continúa el dinamismo de la demanda en los países emergentes consumidores de productos básicos y sus precios internacionales se mantienen en niveles elevados. Los términos de intercambio de Colombia siguen en niveles históricamente altos.

• Entre los diferentes indicadores reales disponibles luego de la reunión de Junta anterior destaca la fuerte caída en el primer trimestre de la inversión en obras civiles. Este descenso no fue esperado y probablemente es de carácter temporal.

• Para el segundo trimestre de 2011, los indicadores del consumo de los hogares muestran dinamismo. Lo mismo ocurre con los de comercio y la industria. No obstante, tanto los de confianza del consumidor como los de expectativas de los industriales y los comerciantes se han reducido.

• El crecimiento del crédito continuó acelerándose. Todos sus componentes, tanto el dirigido a las empresas como a los hogares, presentan tasas reales de crecimiento significativamente superiores al aumento del PIB (producto interno bruto). Esta situación ocurre en un contexto en que buena parte de las tasas de interés reales se encuentran en niveles históricamente bajos.

El aumento en la tasa de intervención apunta a mantener la inflación dentro del rango meta de este año y el siguiente y contribuyen a evitar futuros desequilibrios financieros.

La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación, el crecimiento, el comportamiento de los mercados de activos y reitera que la política monetaria dependerá de la nueva información disponible".