Un bajo uso de instrumentos financieros de protección para contrarrestar la revaluación del peso frente a la tasa de cambio (dólar), entre las grandes, medianas y pequeñas empresas, advierte un informe del Banco de la República.

Escaso número de empresas han utilizado instrumentos como forwards (contrato con el cual se adquiere un compromiso para intercambiar algo a futuro, a un precio que se determina por anticipado), opciones o futuros de tasa de cambio, discriminando por tamaño de la empresa.

Revela el informe que el porcentaje de empresas que utilizan estos instrumentos es bajo, cerca de 21,5% de una muestra entre grandes, medianas, pequeñas y microempresas .

Dice el banco central que el bajo uso de protección contra al apreciación del peso podría estar explicado por el hecho de que no todas cuentan con activos u obligaciones en moneda extranjera; sin embargo, al investigar por la composición por moneda de sus activos, pasivos, ingresos y egresos, se obtiene que el 30,1% de las firmas que aseguran no haber utilizado estas operaciones de cobertura, tienen en efecto alguno de estos rubros denominado en dólares.

El porcentaje de empresas que utilizan este tipo de instrumentos de protección se incrementa con el tamaño de la firma, teniendo así que el 40,6% de las empresas grandes recurren a coberturas, mientras que de las pequeñas sólo lo hacen el 11,7%.

Usos de las empresas industriales. Al analizar por sector económico, se encuentra que las empresas industriales representaron el 71,8% del total de firmas que utilizaron instrumentos derivados de cobertura cambiaria.

Dentro de este grupo se destaca el de fabricación de productos de caucho y de plástico, en donde el 44% de las empresas encuestadas afirma haber hecho uso de coberturas. Lo anterior contrasta con la cifra del sector de fabricación de vehículos automotores, en donde sólo el 9% los utilizó.

Precisa el informe del banco central que en cuanto al sector de comercio, se encuentra que las empresas dedicadas a maquinaria e insumos agrícolas se cubren en un 44%, mientras que en los sectores de vestuario y materiales de construcción lo hacen menos del 14% de las compañías.

El informe sobre el uso de protección contra la fluctuación de la divisa estadounidense indica que el costo de establecer y mantener un programa de instrumentos derivados que excede los posibles beneficios, es una de las principales razones para no adoptar este tipo de instrumento financiero.

Otro de los argumentos para no adoptar una protección de este tipo está relacionada con la participación del banco central dentro del mercado cambiario, teniendo la percepción de que el Banco de la República intervendrá en el mercado para controlar el nivel de tasa de cambio.

Los comerciantes argumentan que por desconocimiento de los instrumentos, no utiliza los mecanismos financieros de protección contra las fluctuaciones de la tasa de cambio (dólar), también dicen que por falta de información sobre su uso.

Dice el estudio revelado por el banco de la República que entre las principales razones que aducen las empresas para no utilizarlos se encuentra el costo de establecer y mantener este tipo de programas, el desconocimiento de los instrumentos y la percepción de que el banco central va a intervenir en el mercado.