En minutos quedó aprobado cerca del 64% del articulado de la reforma tributaria en las Comisiones Económicas que de una vez le dieron el aval al Gobierno para crear el impuesto a la riqueza.

Este tributo obliga a las personas naturales a pagar una tarifa de 1,5% anual hasta 2018 sobre capitales desde 1.000 millones de pesos hasta riquezas superiores a los 5.000 millones de pesos.

Las empresas comenzaran a pagar una tarifa de 1,30% para 2015; baja a 1% en 2016; cae a 0,75% en 2017 cuando desaparece para los empresarios.

En el bloque de los 36 artículos se destaca la tarifa que tienen que pagar los colombianos con propiedades en el exterior que no han sido declaradas. El director de la DIAN, Santiago Rojas, explicó que esos activos omitidos que para 2016 representan cerca de 2.500 millones de dólares en el activo y unos 500.000 millones de pesos en el recaudo.