Aunque la junta directiva del Banco de la República había pronosticado recientemente que el crecimiento más probable de la economía colombiana en 2013 iba a ser de 4,1% y que el resultado sería influenciado por un sector minero en desaceleración y un crecimiento industrial casi nulo, el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), Mauricio Perfetti del Corral, dio a conocer que el dato para la totalidad del año pasado fue de 4,3%.

El lastre de los resultados fue el comportamiento industrial: durante 2013 el sector cayó 1,2%, aunque en enero de 2014 volvió a terreno positivo y se expandió 0,1%. Sin embargo, las áreas que jalonaron el Producto Interno Bruto (PIB) fueron construcción (tuvo una variación de 9,8%), servicios sociales, comunales y personales (5,3%), agro (5,2%), explotación de minas y canteras (4,9%), electricidad, gas y agua (4,9%) y establecimientos financieros, inmuebles y servicios empresariales (4,3%).

Entre tanto, explicó Perfetti, renglones como comercio, servicios de reparación, restaurantes y hoteles crecieron 4,3% en 2013, seguidos del sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones, que se expandió 3,1%.

En el caso del comportamiento industrial en 2013, asegura el reporte, las actividades de edición e impresión cayeron 9,9%, seguidas de una contracción de 4,3% en fabricación de tejidos y artículos de punto. Asimismo, el renglón de productos metalúrgicos básicos se descolgó un 3,2%; el de papel y cartón, 6%; equipos de transporte, 7,4%, y minerales no metálicos, 3,2%. De acuerdo con el DANE, el sector manufacturero decreció 1,1% en 2012, pero venía de una variación positiva de 4,7% en 2011.

En contraste, el renglón industrial de elaboración de productos de café creció 27%, seguido de tabaco (12%), lácteos (8%), azúcar y panela (5,9%) y aceites, grasas y cacao (4,9%).

Adicionalmente, el DANE mostró que el PIB se expandió 4,9% entre octubre y diciembre del año pasado, impulsado por un crecimiento de 8,2% en construcción, de 7,7% en minas y canteras y de 6,3% en servicios comunales, sociales y personales. Otros renglones, como agro, suministro de agua, gas y electricidad y establecimientos financieros, presentaron variaciones positivas, pero la industria se contrajo 0,1%.

Durante la totalidad de 2013, el agro se vio impulsado por un crecimiento de 22,3% en café, mientras la construcción recibió el dinamismo de obras civiles, construcción de edificaciones y reparación de las mismas.

Luis Felipe Henao, ministro de Vivienda, reiteró que la política de construcción de viviendas y de agua fue la jalonadora de la economía colombiana el año pasado. “El sector sigue creciendo vigorosamente, gracias a las políticas sociales que en materia habitacional ha implementado el Gobierno”.

A su vez, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, agregó que el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (PIPE) logró revertir “la desaceleración de la economía de comienzos de año y ponernos a final de 2013 con resultados que son de los mejores de las economías emergentes en el mundo”. Asimismo mantuvo el pronóstico de que el PIB puede crecer un 4,7% al terminar 2014.

Frente al comportamiento de la industria, Saúl Pineda Hoyos, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas, de la Universidad del Rosario, comentó que el contrabando es uno de los grandes problemas que gravitan sobre el sector y señaló que estos resultados también atienden “a la falta de una política de transformación productiva. El tema se está manejando en agencias de tercer nivel dentro del Gobierno”.

Pese a esto, el académico dijo que en 2013 las exportaciones industriales crecieron empujadas por una tasa de cambio más alta. “Esperaríamos que este año sea para consolidar las ventas externas con una situación favorable en devaluación”. Al referirse al dinamismo de la construcción, opinó que este sector tendrá “un espacio importante este año, apoyado por la continuidad de obras importantes. La economía crecería un 4,5% en 2014”.

En línea con lo anterior, de acuerdo con un reciente documento del Banco de la República, el PIB crecería 4,3% al terminar 2014. Por ahora, el Emisor tiene en sus manos datos como un arranque positivo de año para la industria, una demanda de energía creciendo al 2,9% anual, una producción petrolera mayor a un millón de barriles de crudo al día, un Índice de Confianza del Consumidor que viene repuntando y una percepción de que el comercio está mostrando ventas positivas.