Pese a que buena parte de los colombianos se muestra preocupada por el crecimiento de los hechos de violencia terrorista, Gobierno y empresarios creen que los indicadores de seguridad siguen en terreno positivo.

Empresarios, ministro de Defensa y altos mandos militares se reunieron esta semana para analizar la situación de seguridad del país. “Los indicadores sobre seguridad siguen siendo muy positivos, pero hay casos donde tenemos que redoblar los esfuerzos”, dijo el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas al informar sobre las conclusiones de la reunión.

Explicó que con “redoblar los esfuerzos” se refiere a la circulación en las carreteras, a la microextorsión, al secuestro expres, a homicidios colectivos que “me parece que es preocupante”, pero insistió en que “en general las bases de indicadores de seguridad, son muy positivas. Esa es nuestra impresión, nuestra lectura”, dijo.

Buscar culpables en el terrorismo. Villegas recomendó que cuando se presenten actos terroristas, “hay que buscar el culpable entre los terroristas y no en el Gobierno. Eso ha sido una tradición colombiana, rodear a los gobiernos cualquiera que sea; desde la oposición o desde las propias filas de la propia coalición del gobierno, desde la sociedad civil y el sector privado”.

El dirigente gremial consideró que “eso no lo podemos perder hoy que tenemos una situación de seguridad muchísimo mejor que la que teníamos hace diez años, sin ninguna duda”.

Para Villegas, no se puede mirar los indicadores de seguridad hacia atrás, “hay que mirarlos hacia adelante”.

Consideró que 28 homicidios por cada 100.000 habitantes, es una situación mucho mejor que la de hace 10 años, “pero es que esa cifra es todavía muy alta; debía ser 13 o 12”.

El presidente de la Andi recomendó al ministro de Defensa, Rodrigo Rivera y a los altos mandos militares, que se reunieron con los industriales que estos indicadores de seguridad no son para comparar hacia atrás, “es para metas que se fijen” e “ir mirando su cumplimiento en materia se secuestro, robos, homicidios colectivos para mostrar los avances. Las sociedades no se contentan fácilmente con los indicadores de seguridad”.

El dirigente gremial admitió que hay preocupación en el sector privado por hechos puntuales, “pero preocupación por la inseguridad en Colombia, déjenme decirles que no hay”.