Bogotá. El crecimiento de 34% de las obras civiles refleja un desempeño significativamente contracíclico de la demanda pública, con un crecimientos de 10.2%, en términos reales, incremento que no se observaba desde 2001, dice un informe del ministerio de Hacienda. Con ello se buscó enfrentar la crisis económica internacional vivida en 2009.

El informe presentado este lunes por el Gobierno dice que la política contracíclica permitió combinar una serie de medidas que buscaban priorizar el gasto público hacia sectores y programas de infraestructura, programas sociales y de estímulo productivo, en un esfuerzo conjunto tanto nacional como subnacional.

La política de acelerar la construcción de obras públicas evitó que la economía presentara una caída de 2,5% al finalizar el año pasado.

De acuerdo con el Dane, en 2009 el Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento de 0,4%.

Según el cálculo obtenido por el ministerio de Hacienda y el Banco de la República, al cierre de la vigencia 2009, el Sector Público Consolidado (SPC) registró un déficit de 2,8% del PIB.

Explica el Gobierno que este mayor déficit resultó del efecto que la Ley de Garantías ejerció sobre la velocidad de ejecución del gasto en los últimos días de 2009, no sólo en las entidades que hacen parte del Gobierno Central sino también en los entes territoriales.

Las cifras del último trimestre del año, evidenciaron una acelerada ejecución de inversión pública, y además el monto de pérdidas de apropiación fue muy inferior a los promedios históricos y por tanto estuvo por debajo de lo esperado.

El Sector Público no Financiero presentó un deterioro fiscal frente a lo registrado en 2008 por un monto equivalente a 2,7 puntos del PIB, al pasar de un superávit de 0,1% del PIB a generar un déficit de 2.8% del PIB.

Este resultado se explicó tanto por el comportamiento del GNC, como del sector descentralizado, cuyos balances en términos del PIB fueron inferiores en 1,9% y 0,8%, respectivamente, en comparación con los mismos doce meses de 2008, precisa el informe.

Explica el documento del ministerio de Hacienda que mientras los ingresos tuvieron un crecimiento de 2,8% frente a 2008, los gastos aumentaron 13,6%. En particular, en el rubro de gastos, el componente de inversión aumentó 7,5% y el de funcionamiento 18,6%.

El presupuesto de funcionamiento estuvo afectado por los pagos del subsidio a los combustibles, sin el cual su crecimiento habría sido de 11,7% anual, explica el informe del ministerio de Hacienda.