Al tiempo que se conoció el grado de inversión otorgado a Colombia por la firma calificadora de riesgo Moody's, segunda en hacerlo después de Standard & Poor's, se conoció que el dinamismo del ingreso de inversión extranjera directa sigue sin detenerse y hasta la primera quincena de mayo de 2011 supera los US$5.190 millones.

La suma registrada en este periodo muestra una creciente llegada de recursos extranjeros, pues en similar periodo de un año atrás el monto alcanzado fue de US$3.348,5 millones, que permitió al final de 2010 tener un registro de US$9.484,6 millones.

Para este año varios miembros del gobierno de la administración Santos consideran que no es descabellado pensar en una cifra cercana a los US$14.000 millones, que se acerca a la meta fijada para finales del presente cuatrienio de recepcionar unos US$14.000 millones de inversión extranjera directa.

Pese a que el gobierno no lo ha querido aceptar, el mayor monto de inversión extranjera que llega para el sector de petróleo, hidrocarburos y minería, que no genera mucha mano de obra, por lo que no se espera que contribuya a bajar la tasa de desempleo del país que al finaliza abril se encuentran en un nivel del 11,2%.

El reporte del Banco de la República muestra que hasta mayo 13 de este año, la minería se vio favorecida con inversión extranjera por cerca de US$4.495,8 millones. En todo el año pasado la cifra ingresada al país para el sector del petróleo, hidrocarburos y minería fue de US$7.972,8 millones, cuanto el total de inversión extranjera directa fue de US$9.484,6 millones.

El director de de Planeación Nacional, Hernando José Gómez dijo que en el Plan Nacional de Desarrollo se contempla una inversión extranjera que llegue a los US$14.000 millones por año, “eso sería aumentar entre el 40-50% el promedio de los últimos años, y esperamos que eso se pueda volver una realidad, no solo en el sector minero energético, sino en otros sectores como el agropecuario, industrial y de servicios”.