Quizas por la crisis europea, o tal vez por lenta recuperación de la mayor economía del mundo, es que los inversores colombianos, no han apostado como se esparaba en lo que va del año, generando un debilitamiento en los volúmenes de negociación.

Según el analista de Valores Bancolombia, Samuel David García, este comportamiento se habría presentado por “la incertidumbre de los mercados internacionales que no ha permitido que los agentes puedan definir una estrategia de inversión puntual, con lo que prefieren replegarse hacia activos no riesgosos, posiciones en caja o a permanecer pasivos en sus portafolios de acciones”.

Los principales protagonistas de este comportamiento han sido personas naturales, que al verse afectadas por las caídas de algunas especies durante los últimos 12 meses, se han consolidado como vendedores netos con liquidaciones por 1,82 billones de pesos colombianos (US$987,3M) en lo que va de 2012.

Por su parte, la analista de Correval, Juliana Valencia Mariño, afirma que “los inversores extranjeros se han consolidado como los mayores compradores en el mercado accionario colombiano y han incrementado su participación en el volumen de negociación”.

Las compras netas de los extranjeros sumaron 351.861 millones de pesos (US$193.000M) en julio, con lo que acumulan 2.67 billones en lo que va del año, superando los 1.89 billones negociados en 2011.

Valencia anticipa que “de llegar la entrega de estímulos monetarios por parte del Banco Central Europeo (BCE) y de la Reserva Federal, se esperaría que la dinámica compradora de los inversores extranjeros en el mercado colombiano se mantenga o incluso se pueda incrementar, en la medida que estas decisiones impulsen las cifras de las economías desarrolladas”.

Sin embargo, para García aunque la reducción de los volúmenes de negociación en la BVC durante 2012 podría parecer una señal pesimista, este repliegue de los inversores “crea una acumulación de liquidez que con el tiempo sería asignada a activos con retornos superiores, llevando a que los agentes nuevamente busquen alternativas en el mercado accionario”.

Esto se sumaría a la recuperación de los montos negociados en los Estados Unidos ya que tradicionalmente septiembre es un mes dinámico en esa plaza y a la creciente preponderancia flujos extranjeros hacia la BVC, con lo que se presentaría un incremento en las cantidades transadas.