Pasar al contenido principal
Colombia lidera blindaje regional contra turbulencias económicas
Viernes, Agosto 5, 2011 - 18:13

El Fondo Latinoamericano de Reservas tiene un capital de US$4.000 millones, “pero en la medida en que los países más grandes del área sumen puede llegar a ser un fondo muy importante”, dijo el ministro de Hacienda de Colombia.

Con una clara propuesta para fortalecer el Fondo Latinoamericano de Reservas (Flar) el ministro de Hacienda de Colombia, Juan Carlos Echeverry, asiste a la reunión de ministros de Hacienda de Unasur en Lima.

El Presidente Juan Manuel Santos explicó que esta reunión –en la cual también participarán los presidentes de los bancos centrales–, busca que los países de la región hagan sentir su voz y tomen medidas conjuntas y articuladas para afrontar retos como la apreciación de nuestras monedas y el debilitamiento del dólar.

El titular de la cartera de las finanzas públicas de Colombia explicó que la propuesta para fortalecer el Fondo Latinoamericano de Reservas se encamina a atraer otros socios como Argentina, Brasil, México y Chile.

Explicó que el Fondo es limitado en el número de socios. “Queremos atraer a Argentina, Brasil, a México, a Chile, para que junto con las economías que ya somos parte del Flar, fortalezcamos este pequeño fondo que esperamos un gran Fondo de amortiguamiento y manejo de reservas de los bancos centrales”.

El Fondo Latinoamericano de Reservas tiene un capital de US$4.000 millones, “pero en la medida en que los países más grandes del área sumen puede llegar a ser un fondo muy importante”, dijo Echeverry.

Para el funcionario colombiano es claro que el momento es muy importante para realizar la reunión de los ministros de Hacienda de la región, motivada por el llamado que hizo el presidente Juan Manuel Santos en Unasur, para que los ministros de Hacienda tomen medidas coordinadas, en la medida de lo posible, “frente a la vulnerabilidad internacional”.

Echeverry dijo que la primera reunión que se cumple en Lima es el inicio de un camino, pero que se busca desarrollar un trabajo cohesionado como región, para “blindarnos en la medida en que sea posible contra turbulencias internacionales que se están presentando y fortalecer muchos nexos. Somos países donde hay una gran creación de riqueza, donde hay una situación de reservas internacionales supremamente sólida que nos da la capacidad de poder reaccionar en conjunto”.

Iniciativa colombiana. El Jefe de Estado expresó que la iniciativa colombiana, donde también estarán presentes los presidentes de los bancos centrales de la Unasur, ha tenido buena acogida. Tanto que su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, designó al Canciller Nicolás Maduro para que asista a la reunión.

Repitió lo que expuso la semana anterior en la reunión de extraordinaria de la Unasur en Lima, al hablar de que por un lado la apreciación de las monedas golpea a los sectores exportadores y la capacidad de generar empleo, mientras que por otro lado el debilitamiento del dólar le quita valor a las reservas. América Latina está sentada sobre más de 700 mil millones de dólares de reservas.

Habló del impacto que pueden tener medidas concretas y conjuntas, adoptadas por América Latina: “Se trata simplemente de hacer valer la voz de América Latina, de Unasur, de los países de Suramérica en una discusión que nos afecta directamente”, puntualizó, según comunicado de prensa de la Casa de Nariño.

Agregó que los países de América Latina están en su pleno derecho de participar en forma constructiva en ese tipo de escenarios y de discusiones, ya que son directamente afectados por las políticas laxas monetarias.

“El mundo ha cambiado. Y América Latina -y lo discutíamos ayer con el Presidente Lula- tiene que jugar un papel importante y tiene que hacer valer sus derechos y hacer valer sus opiniones, y vuelvo y repito: en una forma constructiva, porque no se trata de confrontar sino de colaborar para que el mundo como un todo tenga una economía más estable”, anotó.

De las medidas que puedan adoptar los países miembros de la Unasur para tener unas economías estables, depende en gran medida –dijo Santos– que se logren los objetivos sociales.

“De eso se trata: toda la política económica debe estar dirigida a mejorar el bienestar de nuestros pueblos y a reducir la pobreza. En América Latina tenemos ese nefasto título de campeones de la desigualdad, campeones de la pobreza, y eso tenemos que erradicarlo. En el caso colombiano estamos empeñados en hacer eso”, concluyó.

Autores

ELESPECTADOR.COM