Un cierre de mes difícil se avecina para el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, debido a que las grandes multinacionales traerán en lo que resta de junio notables cantidades de dólares al país para cumplir con sus obligaciones tributarias. Esto se suma a la devaluación del dólar, divisa que está por debajo de $1.800.

“Hay un particular abril que fue difícil porque muchas multinacionales traen dólares para pagar impuestos. Con éstos, en mayo logramos una devaluación de $60. Junio es otro mes de esos”, dijo el ministro.

Aunque el Banco de la República ha comprado entre enero y mayo de este año US$2.600 millones para mantener bajo control la tendencia revaluacionista del peso, el dólar no se detiene en su descenso.

César Ferrari, docente de la Facultad de Economía de la Universidad Javeriana, señaló que el Emisor tiene que salir a comprar más dólares para evitar que se siga apreciando el peso y advirtió que no se debe proceder a hacer un control de capitales.