Bogota. Los precios al consumidor en Colombia cayeron un 0,03% en agosto, informó este lunes el gobierno, un dato inferior al esperado por el mercado y justificado fundamentalmente por la baja en los costos de los alimentos y la diversión.

Un sondeo de Reuters pronosticó en promedio un alza de 0,11%.

El resultado de agosto se compara con una inflación de 0,11% en el mismo mes del año pasado y de 0,14% en julio de este año, según cifras del estatal Departamento Nacional de Estadísticas, DANE.

Entre enero y agosto el país andino acumuló una inflación de 2,64%, frente a un 2,54% en igual lapso del año pasado.

Mientras, en los últimos 12 meses hasta agosto la inflación se situó en un 3,27%, comparada con el 2,31% en el mismo periodo del año anterior y cerca del punto medio del rango que estableció como meta el Banco Central, de 2% a 4%.

Tras conocer el dato, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, expresó que no sería necesario aumentar las tasas de interés.

"Vamos cumpliendo la meta. No hay razón para subir los intereses", dijo Santos a través de su cuenta en Twitter.

La inflación se ha mantenido controlada en medio de un ciclo alcista de la tasa de interés del Banco Central, que entre febrero y julio la aumentó en 150 puntos base a un 4,5%.

Más pausas. Pero en agosto el banco emisor realizó la primera pausa en los aumentos, como reacción a la incertidumbre del impacto que podrá tener la desaceleración de la economía global sobre el país.

Algunos analistas consideran que la autoridad va a mantener el tipo de interés de referencia en los actuales niveles en lo que resta del año, para retomar las alzas hasta el 2012.

Pero el gobierno ha alertado que aumentar mucho las tasas podría afectar el crecimiento de la economía en momentos de turbulencia internacional.

"El anclaje de la inflación actual y de las expectativas, y el aumento de la incertidumbre que aqueja a las perspectivas de la economía mundial, deberían llevar al banco central a extender la pausa en el ciclo de normalización de la tasa iniciado en agosto, por lo menos durante unos meses más", escribió en una nota Alberto Ramos, estratega de Goldman Sachs.

La caída en los precios en agosto fue liderada por el rubro de diversión, con una variación negativa de 3,20%; seguida por los alimentos con una baja de 0,19% y las comunicaciones con un descenso de 0,09%, precisó el DANE en un comunicado.

En el mismo sentido, los precios del vestuario cayeron un 0,01%.

En contraste, los precios de la vivienda subieron un 0,27%, al tiempo que los del transporte lo hicieron en un 0,16% y la educación un 0,09%.

La mayor caída en los precios al consumidor en agosto se registró en Bogotá, con un 0,20%, concluyó el DANE.