Buenos Aires. Colombia propuso este lunes que el Fondo Monetario Internacional (FMI) establezca una serie de recursos para asistir a cientos de miles de refugiados venezolanos que huyeron de la crisis económica de su país, dijo el ministro de Finanzas de Brasil, Henrique Meirelles.

La propuesta fue debatida en una reunión sobre la crisis de Venezuela de ministros de finanzas de distintos países, incluyendo al secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, en el contexto de una cumbre financiera del G-20 que comenzó este lunes en Argentina.

"El consenso es que la situación es extremadamente negativa y que nosotros debemos por cualquier medio posible tratar de influir en una solución al problema y en un cambio en la situación de Venezuela, principalmente desde el punto de vista humanitario", señaló Meirelles a periodistas.

La decisión sobre el fondo para los refugiados de Venezuela sería tomada en la reunión del FMI en abril, añadió. El fondo sería para usar fuera de Venezuela y no por el "régimen" del presidente Nicolás Maduro.

Más de 500.000 venezolanos cruzaron la frontera para ingresar a Colombia y 40.000 entraron a Brasil. Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, hay cerca de 629.000 migrantes venezolanos en Sudamérica, desde los 84.000 que había en 2015.

Los países preocupados por la situación de Venezuela también discutieron en Buenos Aires sanciones y cancelaciones de deudas como medios para solucionar la crisis, de acuerdo con Meirelles.

Brasil está pidiendo que Venezuela cancele una deuda de US$1.300 millones que tiene con el gigante sudamericano, a diferencia de Rusia y China, que buscan una moratoria que suspenda los pagos venezolanos, explicó el funcionario.

Además de Estados Unidos, Colombia y Brasil, representantes de Alemania, España, Canadá, Paraguay y Argentina asistieron a la reunión privada.