Bogotá. El ministro de Hacienda de Colombia, Juan Carlos Echeverry, aclaró que la propuesta para elevar la edad de jubilación hasta los 65 para hombres y 62 mujeres, solo afectará a las nuevas personas que ingresen al sistema pensional.

"Es una modificación que aplica a las personas que empiecen a cotizar después de la ley, para las muy jóvenes y hacia el futuro distante. No le aplica a nadie que esté cotizando hoy", dijo el funcionario.

Lo que se busca es que el sistema pensional reconozca "que para su sostenibilidad necesita evolucionar hacia mayor edad de jubilación, para que los jóvenes que entran ahora, que tiene una esperanza de vida mucho mayor coticen hasta los 65 años en el caso de los hombres hasta los 62".

La propuesta no toca para nada al sistema público pensional, aclaró el jefe de las finanzas públicas.

La iniciativa no ha despertado buen ambiente entre los congresistas, incluyendo a varios de la coalición de gobierno.

Echeverry descartó que la propuesta se pueda configurar en un “mico”, aunque aceptó que se pudo haber incluido en una reforma integral a las pensiones.

El ministro advirtió que el gobierno está preocupado que algunos segmentos del régimen pensional "estén siendo perforados".

Explicó que la propuesta va encaminada a que el sistema se vaya adaptando a la nueva realidad demográfica.

El senador Camilo Sánchez del Partido Liberal de la coalición de gobierno admitió que el tema de pensiones se debe mencionar en el Plan Nacional de Desarrollo para que posteriormente con una ley se desarrolle y se estudie verdaderamente el impacto y los recursos que se van a obtener con eso.

"No puede ser que dejemos un artículo que quede aprobado y que nos tomemos por asalto las Comisiones Séptimas del Congreso", dijo Camilo Sánchez.

Por su parte, el vicepresidente Angelino Garzón se mostró desconcertado con la propuesta y dejó entrever que no fue concertada en el interior del gobierno.