Bogotá. Colombia radicó este viernes en el Congreso el plan de desarrollo hasta el 2014, un programa de 564 billones de pesos (US$302.732 millones) con el que el presidente Juan Manuel Santos busca cumplir sus promesas de generar empleo, reducir la pobreza y mejorar la seguridad.

Entre las metas que contempla el plan figura reducir el desempleo a 8,9%, sacar a 4 millones personas de la pobreza, implementar un sistema de salud con una satisfacción de calidad superior al 90% y ampliar la cobertura de educación.

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo que el plan, que debe aprobar el Congreso, contempla una meta ambiciosa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 6,2% anual.

"Vamos a apuntarle a crecer al 6,2%", declaró el funcionario, quien dijo que el plan se soporta en los sectores agropecuario, vivienda, infraestructura, minería e innovación tecnológica.

En el sector energético se destaca la meta de alcanzar una producción de 1,4 millones de barriles diarios de petróleo y aumentar la de carbón a 124 millones de toneladas anuales.

El gobierno también se propone pasar de 900 a 2.000 kilómetros de carreteras de doble calzada, alcanzar exportaciones anuales en 2014 por US$52.600 millones y una inversión extranjera directa de US$13.200 millones.

El Gobierno definió el documento como la hoja de ruta para alcanzar los objetivos planteados por Santos durante la campaña presidencial.
Del costo total del plan, 122.381 millones de dólares serán aportados por el sector privado y el resto por parte del Estado.

Colombia, afectada por un conflicto interno desde hace más de 45 años, reportó un desempleo urbano de 12,4% en el 2010 y uno nacional de 11,8%, mientras que la pobreza alcanza a un 45,5% de los más de 44 millones de habitantes.