Colombia rebajó el martes sus metas de crecimiento económico para este y el próximo año, ajustándolas a un escenario más realista, anunció el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

El gobierno redujo su objetivo de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2017 a un 2%, desde uno previo de 2,3%, así como el del 2018 a un 3%, en comparación con el 3,5% establecido anteriormente.

"Estos pronósticos coinciden con los del Fondo Monetario Internacional, son realistas, son objetivos", dijo Cárdenas a periodistas.

"Lo que buscan (las metas) es tener unas bases sólidas para la elaboración del presupuesto que estaremos presentando este viernes", explicó.

La decisión del Gobierno se presenta después de que la agencia calificadora Moody's anunció que podría resultar difícil que Colombia cumpla con sus objetivos fiscales debido a un eventual menor crecimiento de la economía, el riesgo de mayores gastos e ingresos inferiores a los previstos.

Ya a mediados este mes la agencia Fitch había alertado que la nota crediticia del país podría verse presionada por las dificultades económicas y fiscales.

La debilidad de la economía es la principal razón por la que el Banco Central recortó su tasa de interés de referencia en 200 puntos base hasta el actual 5,75% entre diciembre y junio pasado. Los analistas anticipan que el organismo reducirá su tipo referencial en 25 puntos base en su reunión del jueves.

La cuarta economía de América Latina, que enfrenta una desaceleración, se expandió un 2% en el 2016, por debajo del 3,1% que alcanzó el año previo.