Colombia había recibido hasta noviembre del año pasado US$3.784 millones por concepto de remesas que los trabajadores colombianos enviaron a sus familiares en el país.

Este comportamiento de las remesas supone un crecimiento de 5,1% respecto a los niveles del mismo mes de 2010, cuando ingresaron US$3.600 millones, según cifras reveladas por el Banco de la República.

En el reporte de la Balanza de Pagos del Banco Central muestra que los ingresos por remesas de trabajadores sumaron US$3.063 millones hasta septiembre de 2011, lo que significa 1,2% del PIB (producto interno bruto) acumulado a septiembre, con un aumento anual de 6,3%, como resultado del crecimiento de los giros provenientes de Estados Unidos y Venezuela.

Estos recursos representaron el 5,9% de los ingresos corrientes de la balanza de pagos, remarca el informe del Emisor.

El Banco de la República recuerda que en todo 2010 llegaron US$4.023,5 millones por concepto de remesas de los trabajadores.

En el solo mes de noviembre se registró ingresos por remesas de US$362 millones, cuando un año atrás para igual mes la suma fue de US$367,6 millones.

El reporte del Banco de la República indica que al finalizar el primer semestre del año pasado, las remesas provenientes de España sumaban US$669,5 millones; de Estados Unidos US$651,9 millones y de Venezuela US$229,2 millones.

De acuerdo con el informe del Banco de la República, entre enero y junio del año pasado, el Valle recibió remesas por US$560,1 millones; Cundinamarca US$271,5 millones; Antioquia US$292,6 millones y Risaralda US$210,6 millones.