Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció este jueves que su administración incrementará el próximo año los recursos para el sector de defensa y seguridad en momentos en que el ejecutivo negociará la paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Por el contrario, en el recientemente aprobado presupuesto del próximo año incrementamos los recursos para el sector de defensa y seguridad, incluyendo 10 y medio billones de pesos (US$5.224 millones) para sostener una fuerza pública de 466.000 soldados y policías", declaró el jefe de Estado durante un acto público.

El jefe de Estado aseguró que no bajará la guardia ante los grupos alzados en armas y reiteró que uno de los propósitos es bajar los índices de violencia que es generada en la mayoría de los casos por las guerrillas y las bandas emergentes criminales.

"También se destinaron importantes fondos a la adquisición y actualización de equipos militares y policiales. Y la verdad es que los logros siguen siendo contundentes. Han caído todos los capos todos, sin excepción de las llamadas bandas criminales y tan sólo en los últimos doce meses se han neutralizado 21 cabecillas de frente o columna móvil de la guerrilla, además de su máximo líder unos resultados nunca antes vistos", declaró.

Santos recordó que a comienzos de este mes se iniciaron los diálogos de paz con las FARC, pero solamente se iniciarán formalmente el próximo mes en La Habana, Cuba.

"Si ahora podemos hablar de paz, si ahora podemos iniciar con moderado optimismo unas conversaciones como las que se instalaron la semana pasada en Oslo, es gracias a la contundencia de nuestra Fuerza Pública. Tengan la plena tranquilidad, amigos del sector palmero, de que buscaremos avanzar hacia el fin del conflicto con seriedad, con dignidad, con prudencia y sin repetir errores del pasado", afirmó.

El gobierno colombiano y las FARC iniciaron el pasado 18 de octubre en Hurdal (Noruega), en las afueras de Oslo, un proceso de paz para la terminación del conflicto armado de casi 50 años.

En un comunicado conjunto leído ese día por representantes de Cuba y Noruega, países garantes de los diálogos, las partes confirmaron que se volverán a reunir el 5 de noviembre en La Habana para continuar con el proceso y el 15 del mismo mes comenzarán las negociaciones.