Analizar y ahonadar aun más en los Tratados de Libre Comercio (TLC) que Colombia mantiene con diversos países de sud y centroamérica, además de aquellos suscritos con naciones de centroamérica y el caribe, es la misión que se impuso el ministro de comercio del país cafetero, Sergio Díaz-Granados.

Respecto del TLC con Estados Unidos (EE.UU), el ministro enfatizó que es el país del norte quien debe sellar su parte en la negociación, ya que Colombia descartó la posibilidad renegociar el texto firmado hace más de tres años y que sigue a la espera del aval del Congreso norteamericano.

En este sentido, el encargado de comercio del gobierno de Juan Manuel Santos,sostuvo que están evaluando los TLC existentes, y los que están pendientes de su entrada en vigor.

Del mismo modo, analizarán la posición del país frente a aquellos que están en negociación, indicó el funcionario a  Portafolio.

En Brasil, Díaz-Granados se reunirá hoy con cerca de 30 empresarios, con el objetivo de acercar los productos colombianos de la industria y el agro, además de concentrar las conversaciones en temas de inversión.

Por separado, ya ha tenido acercamientos, con sus homólogos de Perú y Venezuela, pronto tiene agendada reuniones con los de Ecuador, Panamá, El Salvador, Honduras y Guatemala.

En Centroamérica, la prioridad de Colombia incluye a Costa Rica, país con el que no existe precisión de relación comercial, como sí sucede con Panamá y Triángulo Norte.

En la zona del Caribe, la idea central es enfocar las relaciones con República Dominicana.

Con Asia, Colombia ya definió la agenda pendiente, es por esto que la vista se orienta en Corea, mientras que con Japón existen negociaciones para la protección de inversión y para un tratado que remarcaría la relación bilateral, sustuvo el ministro.

Con China e India, en tanto, hay que revisar más en profundidad para cimentar un TLC, indicó la autoridad.