El destino de los dineros se enfocará en financiar la segunda fase de un programa de subsidios que atienden a los sectores más desprotegidos del país, informó el ministerio de Hacienda, según publica este sábado Portafolio.

La cifra, forma parte de un cupo global de endeudamiento para familias en acción por hasta US$1.500 millones autorizado en 2007, del que faltan por tomar US$557,7 millones.

El préstamo del BID, está contemplado a 25 años de plazo, con dos de gracia y con una tasa de interés basada en la libor a 3 meses, más un margen variable determinado semestralmente por la institución financiera.