Para tratar de amortiguar los efectos que la crisis financiera internacional tendrá sobre las economías emergentes en 2012, Colombia tiene varios colchones que buscarán paliar ese impacto.

Uno de esos amortiguadores es el monto de las reservas internacionales administradas por el Banco de la República y que este año termina un poco por encima de los US$32.400 millones, una cifra récord.

Un año atrás, entre enero y diciembre, las reservas internacionales de Colombia alcanzaron los US$28.445,2 millones.

Un informe del Banco de la República sobre la evolución de la balanza de pagos enero septiembre de este año indica que en 2011 hasta septiembre, por transacciones de balanza de pagos se acumularon 3,868 millones de dólares de reservas internacionales brutas, resultado de compras netas de divisas a los intermediarios cambiarios por US$3.720 millones, ingresos por rendimiento neto de las reservas internacionales por US$127 millones e ingresos netos por otras operaciones del Banco de la República por US$21 millones.

Explica el informe que al considerar las valorizaciones por precios y tipo de cambio, US$108 millones, la variación del saldo de reservas brutas asciende a US$3.976 millones.

El saldo de las reservas internacionales brutas en poder del Banco de la República ascendió a US$32.400 millones que significan, 3,1 veces el saldo de la deuda externa de corto plazo según el vencimiento original y 2,1 veces las amortizaciones de la deuda externa que tienen vencimiento residual en un año, destaca el informe del Banco Central.

En el informe del Banco de la República al Congreso de julio de este año, el emisor explicó que la rentabilidad de las reservas se ha visto favorecida por la apreciación del euro (8,56%) y el yen (0,78%) frente al dólar en lo corrido del año (hasta junio), así como el aumento del precio del oro (5,63%).