Las reservas internacionales de Colombia totalizaron US$37.466,6 millones al cierre de 2012, lo que representan un incremento de 15,99% respecto al año anterior, informó el banco de la República.

En 2011 las reservas internacionales netas sumaron US$32.300,4 millones y un año atrás habían sido de US$28.451,8 millones.

Este comportamiento de estos recursos que administra el banco central está lejos de cumplir las expectativas de algunos analistas económicos y varios congresistas que han pedido al banco mayor participación en la compra de dólares en el mercado interno para acumulación de reservas, y de paso afectar la tasa de cambio (dólar) para frenar la revaluación.

El año pasado, el emisor intervino en el mercado cambiario comprando US$4.843,8 millones de dólares y en 2011 esas adquisiciones habían sumado los US$3.719,9 millones. Las reservas se convierten en una especie de seguro para la economía colombiana que le permita soportar los efectos de una crisis internacional.

El banco central ha informado que a junio del año pasado, la composición cambiaria que tenía el portafolio de inversión de las reservas internacionales era de 86,8% en dólares estadounidenses, 3,7% en euros, 3% en dólares canadienses, 2,9% en dólares australianos y 3,8% en convenios internacionales.

Dice el informe del banco emisor que entre enero y septiembre de 2012, por transacciones de balanza de pagos permitieron acumular US$3,650 millones de reservas internacionales brutas, resultado de compras netas de divisas a los intermediarios cambiarios por US$3,380 millones, ingresos por rendimiento neto de las reservas internacionales por 352 millones de dólares y egresos netos por otras operaciones del Banco de la República por US$82 millones.

Precisa el informe que a septiembre de 2012, el saldo de las reservas internacionales brutas en poder del Banco de la República ascendió a US$35,835 millones, que significaban 3,5 veces el saldo de la deuda externa de corto plazo según el vencimiento original y 2,4 veces las amortizaciones de la deuda externa que tienen vencimiento residual en un año.

A junio de 2012 cerca del 97% del portafolio de inversión estaba en papeles emitidos por gobiernos o cuasi-gobiernos y acuerdos de recompra con la Reserva Federal, remarca el informe del banco de la República.