El valor de comercio de la Unión Europea (UE) con China se incrementó significativamente a lo largo de la última década, informó hoy Eurostat, la oficina de estadísticas de la UE.

Las cifras dadas a conocer por Eurostat muestran que el valor de las importaciones de artículos provenientes de China llegó a su punto máximo de 302.500 millones de euros (US$338.800 millones) en la UE 2014, un incremento significativo respecto a los 129.200 millones de euros de 2004.

Las exportaciones de la UE hacia China aumentaron más del triple en 10 años para llegar a 164.700 millones de euros el año pasado, señalan las cifras.

Eurostat indicó que China es el segundo mayor socio comercial de la UE detrás de Estados Unidos, y representó 14 por ciento del comercio total de productos fuera de la UE en 2014, en comparación con el 9 por ciento de 2004.

En ese período de 10 años, la proporción de China en las importaciones de fuera de la UE se incrementó de 12,6 por ciento en 2004 a 18% en 2014, y su participación en las exportaciones casi se duplicó, dijo la agencia.

El comercio de artículos de la UE con China fue dominado por artículos manufacturados. Alemania y Finlandia fueron los únicos Estados miembros que registraron un superávit en artículos con China, mencionó la oficina de estadísticas de la UE.

Sin embargo, el superávit en el comercio de servicios de la UE con China aumentó en 4.000 millones de euros en los últimos tres años, de 5.100 millones de euros en 2012 a 9.200 millones de euros en 2014, dijo Eurostat. Este superávit se debe principalmente al superávit en servicios de viaje, cobros por el uso de propiedad intelectual, así como en telecomunicaciones, cómputo y servicios de información. El déficit más significativo se registró en los servicios de transporte.

China representó en 2014 alrededor de 4% del comercio total de servicios de fuera de la UE, para convertirse en el tercer socio comercial más importante de la UE detrás de Estados Unidos y Suiza.