La actividad comercial en Uruguay creció con un menor ritmo interanual en el primer trimestre de este año a raíz de la suba del tipo de cambio, según una encuesta de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS).

Las actividades "con un componente fuerte de bienes transables sufrieron de manera más notoria" la apreciación del dólar (+8,5% en 2015), de acuerdo al informe de la CNCS que divulgan los medios locales.

El fenómeno cambiario "tiene sus efectos negativos en los niveles de demanda y por lo tanto en el resultado de la actividad comercial", agrega el texto.

La gremial privada explica que "en efecto, las importaciones de artículos duraderos se ha reducido en este primer trimestre del año respecto a los anteriores en la casi totalidad de los sectores".

Al mismo tiempo, en algunos rubros la evolución de los precios en el mercado interno no ha reflejado el encarecimiento que han tenido los artículos importados en moneda local para no afectar las ventas.

Los sectores comerciales que mostraron un comportamiento adverso son los vinculados a los electrodomésticos, ferreterías mayoristas, maquinaria agrícola, y vehículos, en especial camiones y autobuses.

Asimismo, la CNCS constató nuevamente un deterioro en los servicios del sector hotelero producto de la profundización del entorno regional adverso.

Las ventas en supermercados, por su parte, no registraron variaciones respecto al año anterior en términos reales.

La economía uruguaya se expandió un 3,5% en 2014 y completó 12 alzas anuales consecutivas, mientras el gobierno espera un crecimiento cercano al 3% para este año.