Buenos Aires. La actividad bancaria en Argentina se verá afectada por una huelga de empleados que comenzó este lunes y se extenderá al martes, en protesta por una propuesta de incremento salarial que el sindicato del sector considera insuficiente para compensar una alta inflación.

Operadores coincidieron que en el mercado financiero había una notoria baja de volúmenes por los efectos de la medida de fuerza, aunque también por un feriado en los mercados estadounidenses.

"Hay algunos negocios, pero muy esporádicos, ya que el mercado se posicionó para hacer frente a la huelga y al feriado", dijo un operador.

El secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, pidió "disculpas y comprensión" por el paro de 48 horas en reclamo de una mejora en la oferta salarial de un aumento del 9%.

Cuestionó que el gobierno reconozca a través del Banco central que la inflación es de 19,4%, pero no acceda a la propuesta de un incremento mejorado del salario.

El sindicalista ratificó además su participación en la marcha del miércoles convocada por el gremio de Camioneros, al considerar que se trata de una protesta contra la política económica.