Puerto Príncipe. Una comisión especial de recuperación anunció este martes más de US$1.600 millones en proyectos para reconstruir Haití luego del terremoto de enero, entre los que se incluye un plan de US$200 millones para crear 50.000 empleos nuevos en agricultura.

Los proyectos, que también incluyen programas para reconstruir los sectores de la salud y la educación, fueron anunciados en una reunión de la Comisión Interina de Recuperación de Haití (IHRC, por su sigla en inglés) en la capital, Puerto Príncipe, dijeron funcionarios.

La comisión, que copreside el ex mandatario estadounidense Bill Clinton -enviado especial de la ONU para Haití-, y el primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, debe determinar qué proyectos de reconstrucción recibirán apoyo de un fondo multimillonario ofrecido por donantes extranjeros.

Tras el devastador sismo del 12 de enero que dejó hasta 300.000 muertos en la empobrecida nación caribeña, gobiernos extranjeros, organismos multilaterales y grupos no gubernamentales comprometieron en marzo la entrega de US$9.900 millones para la reconstrucción de Haití.

De esos fondos, US$5.300 millones serán provistos en los próximos dos años.

Para los 29 proyectos que fueron revelados el martes, cuya realización ascendería a más de US$1.600 millones, casi US$1.000 millones en fondos ya han sido destinados, dijeron funcionarios de la comisión.

Entre los proyectos con financiamiento aprobado se incluye un programa de desarrollo agrícola por US$200 millones que incrementará el ingreso total de los campesinos en áreas específicas y creará más de 50.000 empleos sostenibles.

Esto forma parte de una estrategia que busca descongestionar la asolada capital haitiana, donde cerca de 1,5 millones de sobrevivientes viven en campamentos de carpas, desarrollando otros polos económicos fuera de la urbe.

Entre otros planes clave aprobados se incluye un programa de remoción de escombros por parte de agencias de la ONU en la capital, un programa de vuelta a clases para el sector educacional y un proyecto para construir un hospital clínico donde se entrenarán doctores haitianos y empleados de salud.

"El gobierno de Haití no descansará hasta que hayamos ubicado a las personas desplazadas (...) y restablecido la infraestructura necesaria para crear empleos, proveer educación adecuada y comenzar la construcción de un nuevo futuro para todos los haitianos", dijo el primer ministro Bellerive.

"Los proyectos presentados a la IHRC durante esta reunión son un paso muy importante hacia el cumplimiento de esos objetivos", agregó.