Berlín. Grecia ha mejorado bastante la manera en que fiscaliza su presupuesto y ha puesto a prueba los límites de sus ciudadanos con sus recortes de gasto, dijo el jefe del grupo especial de trabajo de la Comisión Europea para el país helénico.

"Durante meses, circuló el fantasma de la quiebra. Nadie sabía si funcionaría la reestructuración de la deuda de los inversores privados. La gente era escéptica respecto a que el gobierno fuera a ahorrar. Todo esto terminó. Están puestas las bases para el progreso", afirmó Horst Reichenbach al diario alemán Handelsblatt en una entrevista publicada este lunes.

Consultado sobre los recortes adicionales de gasto que Grecia debe llevar a cabo, Reichenbach dijo: "Grecia ha hecho una proeza única. Ha puesto a prueba los límites de lo que la gente puede soportar y esto se va a tener en cuenta".

Reichenbach, que encabeza el grupo especial de trabajo que busca ayudar a reconstruir la economía griega, dijo que la visibilidad presupuestaria ha mejorado enormemente y que por primera vez es posible tener una supervisión del gasto a nivel nacional, regional y local.

Resaltó, sin embargo, que las exportaciones griegas habían decaído a finales del año pasado y que no tendrían el mismo impulso este año que el anterior. La situación mejoraría con más financiación para los exportadores y una reducción de la burocracia, añadió.

El endeudado país evitó una desordenada suspensión de pagos este mes, cuando logró cerrar un canje de deuda con acreedores privados que cimentó el camino para que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional aprobaran un paquete de rescate financiero de 130.000 millones de euros para Atenas.

El cierre del segundo paquete de rescate de la UE y el FMI implicará el fin del Gobierno de coalición liderado por el tecnócrata primer ministro Lucas Papademos, que asumió en noviembre con el mandato de concluir el rescate y luego llamar a elecciones.

Reichenbach dijo que veía una alta probabilidad de que los partidos que respaldan a la actual coalición de Gobierno, el socialista PASOK y el conservador Nueva Democracia, continúen en posiciones de liderazgo.