Angelino Lizcano, presidente de la Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial, manifestó que lo que “quedó claro es que no va haber adición presupuestal” por parte del gobierno en su Plan Nacional de Desarrollo, luego de la reunión protagonizada con el equipo económico, pese a su compromiso de tratar de aliviar parte del déficit presupuestal de la Justicia.

Dijo que parece que no va haber opción de recaudar 250.000 millones de pesos (US$135.000M), que es el faltante de los 2,1 billones (US$1.140M) aprobados en el Presupuesto general de la Nación para el presente año.

No obstante, aclaró, el ministerio de Hacienda se comprometió a estudiar qué fuentes de financiación pueden proveer al erario para satisfacer la demanda de liquidez, pues entiende que el sector está desprotegido.

Lizcano manifestó que el déficit histórico de más de 1 billón de pesos que enmarca a la ejecución de gastos e inversiones de la Rama Judicial seguirá siendo un objetivo que no se pueda alcanzar, luego de este diálogo, pero que va a haber un nuevo encuentro después de la semana de pascua, en el que se van a discutir nuevamente las fórmulas para que el Gobierno pueda entregar el dinero del presupuesto 2011 a la Judicatura.