Para conocer la visión estratégica que los candidatos tienen sobre el país y las prioridades de sus programas respectivos, visita Asunción el gerente de países del Cono Sur del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), José Luis Lupo, con el fin de preparar los lineamientos del apoyo que la institución multilateral prestará al Paraguay en los próximos años.

Durante la visita, Lupo se reunirá con el ministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusquetti, así como con exponentes del sector privado, y se entrevistará con los candidatos presidenciales y sus equipos técnicos. El objetivo de estos contactos es presentar el apoyo que el BID ha brindado a la región y a Paraguay, en particular, y conocer las prioridades que tienen los candidatos presidenciales dentro de sus respectivos programas de gobierno para el periodo 2013-2018.

Cabe recordar que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acuerda con cada uno de los países prestatarios una estrategia que contiene los sectores definidos por las autoridades nacionales como prioritarios para el apoyo del Banco, con objeto de enfrentar los principales desafíos al desarrollo.

Los contactos que tendrá el gerente del Departamento de Países del Cono Sur se enmarcan en las actividades de elaboración de la nueva estrategia del BID con Paraguay para el período 2014- 2018.

Uno de los últimos créditos aprobados por el BID para nuestro país, aunque de poco monto pero de gran impacto, fue por US$ 10 millones para apoyar créditos estudiantiles además de Paraguay, en Bolivia, Guatemala, Honduras, Perú y República Dominicana.

La financiación está destinada a expandir el acceso a la educación superior en América Latina y el Caribe a través del Fondo de Financiamiento de la Educación Superior, LP (HEFF, según sus siglas en inglés), que ofrece créditos estudiantiles a través de instituciones microfinancieras locales.

El proyecto plantea ayudar a cerca de 3.000 estudiantes en estos seis países latinoamericanos, donde hay una elevada demanda crediticia.

Los préstamos, a largo plazo, serán abonados por los estudiantes cuando hayan ingresado al mercado laboral. La investigación ha demostrado que la falta de una financiación adecuada impide a los estudiantes de bajos ingresos obtener una educación superior.