El presidente Nicolás Maduro creó una comisión para la reducción y racionalización del gasto público que debe realizar una reducción de al menos 20% en "gastos que pudieran ser clasificados como suntuarios o superfluos", según señala el decreto publicado en la Gaceta Oficial N° 40.553 de fecha 2 de diciembre de 2014.

En el decreto se indican las áreas dónde se espera que la comisión busque partidas donde hacer recortes:

- Establecer límites máximo de las remuneraciones del personal de alto nivel de la administración pública.

- Eliminar el pago de bonos que no estén contemplados en la Ley.

- Ampliar el alcance de la prohibición de adquisiciones y remodelaciones de sedes de oficinas públicas.

- Prohibir nuevos alquileres y revisar el uso que se da a los actuales espacios alquilados.

- Racionalización del gasto en papelería.

- Reducción o sustitución de bienes y servicios sin afectar la "eficiencia administrativa".

- Utilización de tecnologías de la información y automatización de procesos.

- Reducción de gastos en servicios públicos que se prestan a la administración: agua, electricidad, telefonía móvil y fija.

- Campañas comunicacionales dirigidas a los empleados públicos para concienciar en la necesidad de reducir los gastos.

- Medidas especiales de supervisión y evaluación de cumplimiento de presupuestos.

- Aplicar instrumentos regulatorios que permitan reglamentar el uso "racional y eficiente" de los recursos.

- Estímulos y sanciones para quienes aplique el cumplimiento de los planes de ahorro.

- Evaluar y autorizar el incremento de la nómina estatal.