Con la tendencia alcista del dólar, los niveles de competitividad de la economía uruguaya comienzan a recuperarse al alcanzar en julio el máximo nivel en cinco años y continuando por el mismo camino en los datos preliminares de agosto, aunque todavía se encuentra levemente por debajo del promedio histórico. El fuerte fortalecimiento del billete verde el mes pasado generó una mejora global, mientras que en el acumulado del mes se observa una mejora con los países fuera de la región.

La relación entre el aumento de los precios en Uruguay y sus principales socios comerciales, evaluados en la misma moneda, mejoró en julio y siguió con la misma tendencia en los primeros 28 días de agosto, según el Índice de Tipo de Cambio Real de El Observador (ITCR-EO). La mejora de julio sucedió a causa de que el tipo de cambio en plaza aumentó más que la mayoría de los principales mercados para el comercio uruguayo en el período considerado, obteniendo de este modo el mayor nivel de ventaja competitiva desde julio de 2010.

El indicador mide la relación entre el aumento de los precios en Uruguay y sus principales socios comerciales, evaluados en la misma moneda. Para las estimaciones de agosto se considera la cotización promedio de los primeros 27 días del mes y se asume constante el ritmo de aumento interanual de los precios tanto en Uruguay como en sus principales socios comerciales. De no haber una variación significativa en la inflación del mes en los distintos países, el indicador se mantendría sin grandes variaciones.

Un aumento en el ITCR-EO, indica que los productos de plaza se abaratan respecto al de los principales socios comerciales que toma el indicador, por lo que la producción del mercado local tiene más ventaja para colocarse en el exterior y gana posicionamiento en plaza frente a la competencia de los productos importados.

De este modo, el indicador se va alejando de los mínimos históricos registrados desde mediados de 2013 y registró en julio la mayor suba interanual en más de un año, de 7,3%.

Aun así, aunque el nivel competitivo del país todavía continúa por debajo de la media histórica (-3,9% el mes pasado y -3,8% en lo que va de agosto) la brecha se va reduciendo cada vez más, achicándose aproximadamente siete puntos porcentuales en un año. En julio del año pasado la competitividad uruguaya estaba 10,5% por debajo del promedio de los últimos 20 años.

En relación a China y Brasil –principales socios comerciales de Uruguay–, la competitividad respecto al gigante asiático alcanzó en los últimos dos meses el mayor nivel en seis años, con consecutivos aumentos desde agosto de 2013 –el mes pasado el incremento fue de 12,9% interanual, desacelerándose en lo que va de agosto a 9,5%–. En Brasil el indicador se deterioró con una caída de 16% respecto a julio del año pasado. En lo que va del mes se registró una baja de 5,7% frente a la principal economía latinoamericana, pero hubo un leve ascenso de 0,4% en China.

Por otro lado, en relación a Argentina, el índice considera al vecino país como dos socios comerciales. Uno con el cual se comercializan bienes al tipo de cambio oficial argentino, y otro con el que se intercambia servicios –básicamente turismo– al tipo de cambio paralelo.

En el primero, el tipo de cambio real tuvo el mayor valor desde diciembre de 2001, con una suba de 23,9% respecto a julio del año pasado, mientras que en el sector de los servicios el índice se deterioró por tercer mes consecutivo. Aun así, en la medición interanual registró un aumento de 20,1%.

De esta forma, si se pondera ambos índices, en la medición global con Argentina, se registró una mejora competitiva de 22,3% interanual el mes pasado, la cual se acentuó en agosto a 23,5% en relación a igual mes de 2014.

Considerando el resto de los países, la competitividad también mejoró en julio respecto a Venezuela y Estados Unidos, 77% y 11,2%, respectivamente, ralentizando el incremento en agosto con una suba interanual de 76,3% con el país bolivariano y de 10,7% respecto a la principal economía mundial.

En tanto, se registró un deterioro con relación a los países europeos y Chile. El nivel competitivo con Alemania cayó 9,7% en julio y se ralentizó a 7,4% en lo que va del mes, mientras que en Rusia hubo un declive de 22,5% y 29,4%, respectivamente, y en Italia, Holanda y España el deterioro de julio fue de 7,4%, 6,7% y 7,6% en cada uno, moderando más de un punto porcentual las caídas de julio en la comparación interanual de agosto. Con relación a Chile por su parte, mientras que en julio se mantuvo prácticamente estable con una leve caída de 0,3% respecto a igual mes del año pasado, en agosto la baja se acentuó a -2,4% interanual.

Aun así, desde una perspectiva de más largo plazo, si se considera el promedio interanual del acumulado del año aunque en julio se registró una mejora de 4,5% y se mantuvo sin variaciones en la medición de agosto, en lo que va de 2015 se observa una tendencia a la desaceleración en los niveles competitivos nacionales. En agosto del año pasado el incremento fue de 4,8%, mientras que en los 12 meses a diciembre hubo una suba de 6,5%