Ciudad de México. El peso ampliaba sus ganancias por compras de oportunidad después de que en la víspera una ola global de venta de activos de riesgo lo arrastraron hasta su peor nivel desde el pasado 15 de enero.

La moneda azteca cotizaba en 18.6845 unidades por dólar, con una apreciación del 0,52% frente a los 18,7815 pesos del precio de referencia de Reuters del lunes.

Más temprano la moneda mexicana operaba estable tras caer casi 1,0% la jornada de este lunes en el mercado internacional cuando las plazas accionarias en Estados Unidos se derrumbaron ante crecientes temores por presiones inflacionarias obliguen a la Reserva Federal a acelerar su ritmo de alza de tasas.

El peso llegó a cotizar en 18,7735 unidades por dólar, con una marginal ganancia del 0,04% frente a los 18,7815 pesos por dólar del precio de referencia de Reuters del lunes, cuando los mercados en México estuvieron cerrados por el feriado de la Constitución.

En un reporte financiero, Banco Ve Por Más (Bx+) prevé que la paridad cambiaria peso-dólar se mantenga presionada, en un contexto de menor apetito por riesgo y ante las expectativas de política monetaria en Estados Unidos. Espera una oscilación de entre 18,76 y 18,84 pesos.

Para Banco Base, la depreciación de la moneda mexicana está impulsada por un incremento en la venta de activos de riesgo en los mercados de capitales, ante la expectativa de un repunte acelerado en la inflación de Estados Unidos. Lo anterior podría propiciar el endurecimiento de la postura de política monetaria de la Reserva Federal,.

Para este martes Base prevé que el tipo de cambio oscile entre 18,68 y 18,90 pesos por dólar en cotizaciones interbancarias a la venta.