Washington, D.C. La comunidad internacional puede, en las palabras del ex presidente Bill Clinton, ayudar a Haití “a ser más autosuficiente” mediante la compra de la totalidad de los cultivos de arroz haitiano durante los siguientes dos años, tan sólo por el 2,35% del total de los fondos de asistencia actualmente comprometidos.

En un resumen de hechos del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR), se destaca que la compra de todo el arroz de Haití se acerca al monto de asistencia alimentaria de arroz que la comunidad internacional podría proporcionar este año, lo que daría un gran estímulo a los agricultores haitianos, quienes actualmente no pueden competir con los bajos costos del arroz importado desde Estados Unidos.

“Los donantes internacionales han mencionado que ellos no quieren repetir los errores del pasado, los cuales han destruido casi toda la agricultura de Haití,” dijo Mark Weisbrot, economista y codirector de CEPR, y autor principal del informe.

“Podría ser muy fácil y barato para ellos cumplir su promesa. Ahora veremos si ellos en realidad lo quieren lograr”, añadió.

Ha existido un creciente reconocimiento que la asistencia alimentaria para Haití, en el pasado, ha tenido un impacto significativamente negativo en la producción doméstica de alimentos, lo que contribuyó a la brusca caída del sector arrocero de Haití.

Por eso es que en el último mes Bill Clinton le confesó al Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos que la exportación barata de arroz hacia Haití “fue un error… Por lo que yo hice tuve que vivir todos los días con las consecuencias de la pérdida de capacidad en producir una cosecha de arroz en Haití, para alimentar a aquellas personas”.

El informe señala que mientras hay mucho que puede y debe hacerse para ayudar a la agricultura haitiana y a la reconstrucción de la economía, lo más importante es reducir de manera inmediata el daño causado por el arroz importado y subsidiado.

Los autores del estudio, Mark Weisbrot, Jake Johnston y Rebecca Ray, proponen que esto puede lograrse comprometiendo a la comunidad internacional de forma inmediata a comprar arroz haitiano durante los próximos dos años.

Puesto que la asistencia alimentaria fue 13% de la oferta total de arroz el año pasado, y la producción de arroz haitiano está cerca del 15% de la oferta total, la compra de todo el arroz de Haití podría estar cerca del monto de asistencia alimentaria de arroz que la comunidad internacional estaría dispuesta a proporcionar este año.

El informe también sugiere que los donantes compren el arroz a un precio que sea lo suficientemente alto para fomentar la producción local. Aunque el precio tendría que ser más alto que el promedio del mercado en los años anteriores, el costo podría estar entre US$62.1 millones y US$82.8 millones por año.

Debido a que los donantes internacionales se han comprometido con US$5.3 billones en asistencia para los próximos 18 meses, o US$3.53 billones anuales, el costo por la compra del cultivo de arroz en Haití podría ser solo 1,76% y 2,35% de los fondos prometidos en asistencia internacional.

Ya que existen fondos asignados para importar un monto similar de arroz en cualquier caso, el costo adicional por la compra de los cultivos de arroz haitiano sería incluso considerablemente menor que la alta estimación de US$82.8 millones, o 2,35% de los fondos comprometidos.