Londres. Los consumidores en los 16 países que usan el euro se volvieron más optimistas sobre el futuro, en un momento en que los temores sobre la viabilidad de la eurozona se han atenuado en julio.

En una encuesta mensual publicada este jueves, la estimación preliminar de la Comisión Europea de la confianza del consumidor subió hasta -14,1 puntos desde -17,3 en junio.

El repunte de la confianza fue una sorpresa, dado que los economistas encuestados por Dow Jones Newswires la semana pasada habían esperado que no hubiera cambios.

La confianza del consumidor cayó fuertemente en mayo, cuando las implicaciones del rescate a Grecia empezaron a hacer mella. Pero empezó a recuperarse en junio, cuando el indicador subió desde -18.