La celebración del Bicentenario le hizo bien al alma de los chilenos, pues según el Índice de Percepción de la Economía (IPEC), que elabora mensualmente Adimark GfK, arrojó que en septiembre el indicador superó por primera vez desde el megaterremoto de febrero la barrera de los 50 puntos, considerado como “optimista” sobre la marcha de la actividad.

Según informó este lunes El Mercurio, el indicador llegó a 53,8 de un máximo de 100, muy superior al pesimismo que reflejaron los 46 puntos de marzo, cuando estaba muy latente en la población el fantasma de los 8,8 grados Richter a los que se sacudió la zona centro y sur del país.

La mayor alza en la percepción de optimismo de los chilenos en septiembre estuvo en el empleo (57,3 puntos), seguida por lo que sucederá con la inflación.

Los 1.100 encuestados también elevaron sus expectativas sobre lo que pasará con la economía en los próximos 12 meses. En julio dicho indicador llegaba a 56,8 puntos; en agosto subió a 62,2; y en septiembre escaló a 67 puntos, lo que es considerado como de muy alta expectativa.

“Las favorables cifras de crecimiento económico parecen estar siendo percibidas en la realidad vital de todas las personas, en todos los estratos socioeconómicos. A esto debe sumarse el optimismo de las fiestas de celebración del Bicentenario, más la llegada de la primavera, que tradicionalmente ha mejorado el optimismo de los consumidores”, dijo a El Mercurio el presidente de Adimark GfK.