Washington, EFE. La confianza de los estadounidenses sobre la gestión del presidente de EE.UU., Barack Obama, de la economía ha disminuido, según una encuesta publicada este miércoles que apunta a que el 52% reprueba su trabajo en materia económica.

La encuesta realizada por el Washington Post-ABC señala que sólo el 44% aprueba el trabajo de Obama sobre la gestión de la economía.

En diciembre, después de ganar la reelección en los comicios del 4 de noviembre, Obama obtuvo 18 puntos porcentuales de ventaja sobre los republicanos en el Congreso a la pregunta de en quién confía más para lidiar con la economía.

Sin embargo, en esta encuesta el porcentaje está más ajustado y el 44% apuesta por Obama, mientras que el 40% confía más en los republicanos en el Congreso y hay un once por ciento que dice que ninguno de los dos.

En cuanto a su gestión global, Obama cuenta con el 50% de apoyo -cinco puntos menos que cuando juró su cargo el pasado enero- frente al 46% de rechazo.

Obama ha perdido además parte del apoyo entre los independientes.

Según el Washington Post, hace dos meses el 54% de los independientes apoyaban su gestión, frente al 41%; mientras que ahora la mitad expresa una opinión negativa sobre la labor del presidente y una aprobación del 44%.

"La encuesta contiene amplia evidencia de la desilusión que sienten los votantes hacia ambos lados, que tienen la sensación de disfunción permanente en Washington", indica el Washington Post.

La encuesta se realizó entre el 7 y el 10 de marzo a una muestra seleccionada al azar de 1.001 adultos y tiene un margen de error de 3,5 puntos porcentuales.

Casi dos semanas después de que entraran los recortes automáticos de gasto en la Administración, el 53% rechaza esta medida aunque el 73% dice no haber sentido un impacto directo.

No obstante, el 60% cree que si no se toman medidas los recortes tendrán un impacto en la economía, las Fuerzas Armadas y la habilidad del Gobierno de proveer servicios básicos.

El 68 por ciento de los consultados afirma que le gustaría que republicanos y demócratas trabajaran juntos para alcanzar un acuerdo que permita detener estos recortes.

Los recortes entraron en vigor el 1 de marzo, después de que el Congreso y la Casa Blanca no alcanzaran un acuerdo para realizar recortes específicos destinados a reducir el déficit presupuestario.

Preguntados sobre a quién consideran responsable de esta situación, el 47% acusa a los republicanos en el Congreso y el 33% a Obama.